El amor para siempre

Cuando acababa de terminar el colegio quedé embarazada. Tuvimos poco apoyo familiar, solo mi suegra y mi abuela nos apoyaron y aconsejaron.

Tuvo gran influencia en nosotros un sacerdote amigo que nos decía que casarnos no era la solución del problema, porque el matrimonio es mucho más que eso. Sin embargo, dimos el paso.

Nadie nos obligó a casarnos ni tomamos la decisión por el qué dirán o para que no se note. ¿Por qué lo decidimos? Estábamos seguros de nuestro amor, creíamos en la familia, en el “para siempre”.

María

Publicado en noviazgo | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¿A qué edad es bueno casarse?

No lo sabemos, a los 30 alcanzás más madurez, experiencia, plata… pero a los 20, todo lo hacés más unidos. Crecimos, maduramos, estudiamos, criamos a nuestros hijos juntos.

Evidentemente no es la mejor manera de empezar, pero llegado el embarazo, ¿por qué no? ¿Por qué no darle la posibilidad al matrimonio?

A veces subestimamos nuestras posibilidades de compromiso. Nadie puede garantizar el éxito de una familia que está empezando.

Un matrimonio feliz solo se logra si sus miembros creen en la unión, le ponen garra, compromiso, generosidad y buen humor.

 

Publicado en Casamiento | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¿Qué harías en una situación así?

Mi novio y yo llevábamos seis meses saliendo, empezábamos a conocernos, a descubrir afinidades e intereses comunes.

Pero a ese amor que despertaba no supimos resguardarlo. De a poco, y como por un plano inclinado, fuimos abriendo la intimidad de nuestros cuerpos a un ritmo que no acompañaba la apertura de la confianza como personas.

Estas manifestaciones físicas fueron creciendo de manera tan fuerte que, casi sin advertirlo, nos fuimos alejando del sentido que queríamos darle a nuestro noviazgo. Así fue que quedé embarazada con 20 años, y mi novio con 23.

A partir de allí, pasamos muchos momentos de angustia. La frustración de pensar que habíamos defraudado a nuestros padres y saber que ese hijo no había sido llamado a la vida en las mejores circunstancias.

En medio de este temporal, teníamos claras dos cosas: que seguiríamos adelante con el embarazo y que, por el momento, no nos casaríamos. No era cobardía, pero necesitábamos conocernos más y profundizar en un proyecto matrimonial y de familia.

Comprendimos que nos faltaba madurez, y no deseábamos cargar sobre nuestro hijo las consecuencias de una decisión precipitada.

Paula

 

Publicado en sexualidad | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

El casamiento civil, ¿no vale la pena?

Una tarde, mi hija Zara, estaba con su novio en la cocina de casa y me invitó a sumarme a su ronda de mates.

De repente, dice:—Con Juan, decíamos que el casamiento civil no vale la pena. Antes, con este casamiento, los bienes eran de ambos, te quedaba una pensión y tenías acceso a una obra social. Pero, si te juntás tenés los mismos derechos. Así que, ¿para qué complicarte la vida pidiendo un turno en el registro civil con seis meses de anticipación, comprando la libreta, viéndote en la obligación de hacer una reunión, aunque más no sea para las dos familias y los testigos.

Me descolocó pero, después de reflexionar un minuto, le dije:—¡Es lamentable! Pero el matrimonio religioso es distinto, ese sí que ¡vale la pena!

Entonces, Zara me dijo:—Mamá, no me vas a decir que Dios no estaría contento con una pareja que se quiere, que se respeta y quieren entregarse para toda la vida, que saben que el amor implica renuncias y sacrificios.

—Claro que Dios estaría felicísimo con una pareja de novios que decidiera unirse y formar una familia. Pero, estaría como mirando desde la ventana, esperando que ¡lo inviten a entrar!

—¿Qué?, intervino Juan.

—Sí. —Respondí.— Dios creó al hombre libre. Si esa pareja no lo invita a formar parte de su proyecto, no entrará. El matrimonio es la invitación libre y voluntaria de los novios, para que Dios forme parte de su familia. A partir de esa invitación, unidos en matrimonio, podrán contar con Él en todos los momentos de sus vidas, alegrándose cuando estén contentos y fortaleciéndolos, cuando vengan las dificultades.

Juan y Zara, se miraron con una sonrisa cómplice.

Emma

Publicado en matrimonio | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

PARA UN MATRIMONIO FELIZ

CONSEJOS DE MUJERES PARA MUJERES:

-Acordate de que los hombres responden con monosílabos: “si”, “no”, “bien”… No es que él esté enojado, que no quiera hablar o que no le intereses.

-Explícale claro lo que querés y lo que esperás. Los hombres entienden literalmente lo que decimos.

-Cuando plantees un problema, él buscará inmediatamente darte una solución. Difícilmente entenderá que lo único que necesitás es ser escuchada.

-Nosotras podemos ocuparnos de varias cosas a la vez. Ellos no.

-Luego de una pelea, adelantate a pedir perdón. Las mujeres no soportamos estar mal con quien amamos.

Consejos para un MATRIMONIO FELÍZ

Y SI TUVIÉRAMOS QUE ACONSEJAR A LOS HOMBRES…

Sabemos que llegás cansado y sin ganas de hablar demasiado, pero las mujeres necesitamos ser escuchadas.

-Somos cíclicas, por lo que es importante que descubras nuestros cambios de ánimo y tengas paciencia en esos días en que estamos más sensibles.

-Una pelea con una amiga, para una mujer es ¡UN PROBLEMÓN!

-Hay gastos que para nosotras son importantes: ropa, cremas, peluquería…

-Somos muy detallistas. No le restes importancia a recordar aniversarios, cumpleaños; para nosotras es muy importante y lo que considerás un inocente olvido puede hacernos sentir muy mal.

CONSEJOS PARA LOS DOS!

-Expresen sus gustos desde el principio y establezcan reglas claras. La vida es larga y lo que al principio se soporta con ternura, después termina siendo insoportable.

-Conserven los buenos recuerdos y tráiganlos al presente en los momentos difíciles.

Publicado en matrimonio | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Blanco + Negro: Gris

Las semejanzas son importantes. Lo que tenemos en común es lo que nos permite acercarnos desde algún lugar cuando aún no nos conocemos. El problema surge cuando van apareciendo las diferencias…

No hay forma de que dos personas sean iguales, en ningún vínculo. Pero es especialmente importante tenerlo en cuenta en la relación de pareja. Cualquier vínculo que establezcamos lo vamos a hacer con alguien diferente a uno.

Blanco + Negro: Gris

A medida que nos vamos conociendo, a medida que vamos compartiendo experiencias afectivas, aparecen inevitablemente las diferencias. Para empezar, uno es hombre y la otra es mujer. Por lo tanto, tenemos diversas formas de mirar, de sentir, de hablar, de movernos.

Una charla con Sergio Sinay arroja luz sobre el tema; la aceptación mutua no ocurre mágicamente ni es producto únicamente de la voluntad. Se necesita de un trabajo consciente, de una escucha receptiva,  y de la palabra como puente de comunicación.

Una de las diferencias más significativas entre ambos géneros es la capacidad verbal y lingüística de cada uno. El sexo femenino se vale de la conversación para explotar relaciones sociales, mientras que el masculino la utiliza en función de la obtención de soluciones a los problemas. Una mujer pronuncia, en promedio, entre 10 mil y 13 mil palabras por día y, el hombre, solamente unas 4 mil.

La ignorancia o la falta de comprensión en la naturaleza del comportamiento genera fallas en la comunicación, intolerancia y malos entendidos. Ellas no terminan de comprender y toman como un desaire que los varones suelan comunicarse a través de acciones. Y ellos creen que sus mujeres hablan de más, por lo cual llega un punto en el que dejan de escucharlas y se pierden de una parte de su discurso.

Las semejanzas pueden hacer que las diferencias sumen y que enriquezcan el vínculo. Si uno es más reflexivo y el otro más activo, eso es naturalmente complementario.

Diferencias irreconciliables

La desemejanza de los valores y la no aceptación de la historia o la familia del otro pueden llegar a ser problemas que fracturen a la pareja. Muchas veces, las diferencias abordables se convierten en diferencias totalmente incompatibles por una mala gestión.

Diferencias abordables

Sinay, gran comunicador, lo describe de manera clara y poética: “La gran posibilidad que otorga la pareja a las personas que la forman es que ambas se reciben de fabricantes de grises. Una trae blanco y la otra negro. Si el que trae blanco siempre quiere blanco y el que tiene negro siempre quiere negro, la única manera de mantener el vínculo es que uno de los dos deba someterse, y esto traerá rencores”.

El trabajo en conjunto servirá para conocerse, aprender a disentir con respeto y resolver mejor las discrepancias. El resultado más favorable del proceso será aprender a amarse.

Publicado en matrimonio | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Cuando su llegada se anticipa

La venida de un bebé transforma la vida de sus padres y familia. Cuando nace antes de lo esperado, la realidad da un giro radical.

Algunas ideas sobre lo que podemos hacer para proteger y estimular esa delicada vida.

Un nacimiento prematuro encuentra a los padres desprevenidos: “todavía no era la hora”; esta sensación es aún más extrema si se trata de padres primerizos, que estrenan su paternidad y maternidad con este bebé que se ha adelantado.

Este hijo, tan deseado y esperado, no vino como lo habíamos soñado. En algunos casos no podemos tomarlo en brazos ni amamantarlo desde el primer momento, no puede estar en la habitación junto a su mamá y necesita cuidados especiales. Necesita estar internado varios días, a veces meses, en terapia intensiva neonatal y su vida, de una fragilidad extrema, puede verse amenazada o complicada por múltiples factores.

Cuando su llegada se anticipa...

Esto supone la vivencia de un intenso clima de sentimientos encontrados. Existe la alegría propia del nacimiento de un hijo, un nuevo ser humano que ha llegado al mundo; y, a la vez, surgen sentimientos de miedo, angustia, ansiedad, agotamiento.

El bebé

Carolina Sole, licenciada en Terapia Física, propone algunas pautas útiles en cuanto a su estimulación.

Contacto visual, en primer lugar con la madre, para favorecer el vínculo.

Organización de postura. La postura del niño prematuro, a diferencia del nacido a término, es más fláccida, por lo que es muy importante envolverlo con una manta, llevando ambos brazos hacia la línea media, sobre la panza del bebé, como así también sus piernas, juntando y flexionando sus rodillas.

Uso de la posición de boca abajo, para favorecer la adquisición de la primera habilidad motriz del bebé, que es el control de la cabeza.

Estímulos sensoriales: jugar con el movimiento (avioncito), no tener miedo de alzarlo y jugar a moverlo, envolverlo con una manta, ajustar y aflojar, utilizar diferentes texturas a la hora del baño (esponjas, jabones, etc.)…

Siempre que sea posible, es recomendable el contacto piel con piel del bebé con su madre. El “método canguro” tiene un gran aval científico, como el camino más adecuado para favorecer el desarrollo del bebé, estimular su vitalidad y ayudar a la madre a vincularse con su hijo.

Pareciera que la prematurez sólo trae disgustos, pero esta sensación es sólo una parte del cuento. El tiempo pasado en “la Neo” puede y es aprovechado por muchas mamás como un período de atención exclusiva hacia ese hijo que necesita una dedicación de privilegio. Es como estar empollando: son horas pasadas con el bebé en brazos, en las que no hay otra cosa que hacer, sólo dar calor, amor, hablarle, cantarle o simplemente estar juntos. Esos ratos son de una riqueza inmensa y siempre producen frutos.

FUENTE: Celina Esteban de Caviezel | Orientadora Familiar | celinaesteban@fibertel.com.ar

Publicado en hijos | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

El valor simbólico de la comida

¿Cómo reconquistar un territorio perdido si está en nuestra propia casa? Podemos lograrlo, sólo hace falta estar atentos a detalles que parecen sin importancia pero la tienen.comida-en-familia

La mesa familiar, ese territorio perdido, tiene un valor enorme del cual poco a poco nos estamos alejando. Es urgente recuperarlo, porque ese encuentro cotidiano es una buena excusa para el diálogo. Puede ser ese espacio, ese momento en el cual las personas se manifiestan, pueden mostrarse a sí mismas y también compartir las novedades que cada una trae. Con la comunicación nos insertamos en el mundo y esta inserción es como un segundo nacimiento.

El hecho de compartir una misma comida tiene un gran contenido simbólico: “Lo que comemos se transforma en nosotros”.

Para Pensar y Actuar:

Organizar 3 comidas fijas en la semana (desayuno y/o almuerzo y/o cena) que sean distintas, especiales, únicas.

Acordarse de apagar televisión, celulares y computadoras.

Poner un mantel lindo, y si es posible, flores.

Aprovechar para escucharnos y escucharlos.

Mirar a los ojos y sonreír.

Publicado en crisis | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

“Ergonomía”: una ciencia útil.

Al finalizar cualquier trabajo que requiere esfuerzo físico, suele escaparse un… “¡Me duele todo!”. Descubrimos una palabra, ergonomía, que nos orienta para evitar el malestar.

Buscamos la definición de la palabra “ergonomía” en el diccionario y encontramos que es el conjunto de estudios, investigaciones y métodos cuyo fin es adaptar el trabajo a las condiciones psicológicas y fisiológicas del hombre.

Ergonomía

Cuando de limpiar la casa se trata, el baño es uno de los ambientes que mejor manifiesta la transformación: de estar sucio pasa a estar limpio, brillante, ordenado. Pero cuando terminamos de higienizar el total de la casa, caemos en que nos duelen los brazos, la espalda, el cuello. Tomamos malas posturas para trabajar; éstas repercuten en dolores físicos que derivan, muchas veces, en los estados de ánimo.

Para iniciar un trabajo en el que apliquemos las normas de la ergonomía, es necesario conocer y profundizar en la “mecánica corporal”, que es entendida en enfermería como “la posición correcta del cuerpo cuando una persona está parada, sentada, acostada, caminando, levantando o cargando cosas pesadas. Mantener el cuerpo en buena posición ayuda a proteger la espalda y a usar el cuerpo en una forma segura.”

Generalmente, mientras hacemos una limpieza en cualquier sector, ya sea un baño, una habitación o un cuarto de usos comunes y múltiples, nos encontramos en continuo movimiento: nos agachamos, nos levantamos, nos ponemos de rodillas, extendemos los brazos, entre otras tantas posturas.

Ergonomía

Muy bien, el trabajo queda hecho y vamos sumando experiencia, lo que nos ayuda a terminar más rápido. Sin embargo, qué pasa con nuestro organismo, con nuestros músculos y articulaciones. La tensión del trabajo diario suele acumularse en el cuello y en la zona superior de la espalda y, en algunos casos, provoca o aumenta dolores de cabeza y migrañas. La musculatura de la espalda es la zona que más sufre.

¿Por qué los músculos de la espalda son los que siempre “pagan los platos rotos”? Los músculos de la espalda permiten que ésta se doble y mantenga el equilibrio. Estos músculos no deben usarse para levantar objetos pesados. La función de levantar objetos pesados le pertenece a los músculos de los brazos, piernas y hombros, porque son largos y fuertes. Sin embargo, muchas veces nos resulta más cómodo agacharnos, doblando la espalda, antes que hacer el esfuerzo de flexionar las rodillas.

No estamos acostumbrados a utilizar nuestro cuerpo de forma adecuada a la hora de trabajar con él, pero, si comenzamos a poner en práctica, uno a uno, los principios ergonómicos, también nos acostumbraremos a ellos y nos parecerán lo más normal del mundo. Además de que mejorarán notablemente nuestro rendimiento, nuestra calidad de vida y la de nuestro entorno.

FUENTE: Eliana Benitez, Margarita Candia y Angie Bordone.

Publicado en General | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Mamá y bebé: una unión íntima y necesaria

Existe una unión tal entre la madre y su hijo, que es normal sentirse tensionadas al querer dar respuesta a cada una de las demandas.

Entre un bebé y su mamá existe una unión muy especial, casi simbiótica, en la que todo lo que le sucede a alguno de los dos afecta al otro. Es normal que nos sintamos afectados por los problemas o complicaciones que trae la vida; es esperable que nos influyan las opiniones de los demás, las expectativas que se depositan en nosotros. Pero, cuando se trata de estar atravesando los primeros tiempos de la maternidad, es importante tener en cuenta que las emociones y los sentimientos que conforman nuestro mundo interno influyen en nuestro hijo pequeño.union-madre-bebe

Esto es así porque madre y bebé constituyen lo que se conoce como la “díada” mamá-hijo. Es decir que, durante una buena cantidad de meses, ni uno ni otro pueden ser considerados de forma aislada.

Desde el embarazo En el seno materno, a través de alteraciones en el líquido amniótico, el bebé es capaz de percibir los cambios metabólicos del cuerpo de la madre, puede “sentir” si la mamá está ansiosa o relajada, cansada, triste o feliz. Los miedos, los enojos, las alegrías, el cansancio, producen cambios químicos dentro de la madre; cada sentimiento se expresa en el cuerpo y el bebé puede captarlo a su manera. Por esto, no podemos dejar de tener presente que todo lo que le suceda o sienta la madre durante los meses de gestación, de algún modo tiene una impronta en la conformación psico-física del bebé.

Las primeras semanas en casa después del nacimiento de un hijo son, sin duda, uno de los momentos más difíciles en la vida de una mujer: compaginar el cuidado del bebé con el resto de las responsabilidades es una tarea complicada que por momentos parecería desbordarnos. Si a esto le sumamos la ansiedad y la presión por hacer todo lo que se supone que la súper mujer y súper mamá deberían realizar, el panorama es más estresante aún. Se trata de un momento de extrema sensibilidad que ofrece una oportunidad única para el autoconocimiento y para el establecimiento sano de una relación de apego con nuestro hijo.

Por eso, es necesario darle prioridad a esta necesidad de tranquilidad y de sosiego. Hay muchas tareas que pueden esperar; las que no, es recomendable resolverlas con la máxima calma posible, centrando la atención en lo que se tiene entre manos, abordando cada tarea y cada día como se presentan sin preocuparnos por lo que debería o no debería haberse hecho.

María Ines C. de Baya Casal

Publicado en crisis | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario